lunes, 5 de octubre de 2009

DISCORDANTE


Amanece sobre el terciopelo de tu piel
y el mundo cambia sus colores:

el negro del miedo, el rojo del dolor,
el blanco de la duda y el
amarillo de la hiel.

La tierra se convierte en un lugar desierto,
es la misma solitud que cubre tu cuerpo.

Armo palabras que intentan llegar a ti,
formo una canción que no pierda su eco
pero te miro y tú callas,
te desvaneces en los nuevos colores.
Tú duermes. Yo amanezco.

2 comentarios:

Xarnego dijo...

El amor,
se pasa la existencia
en armar palabras,
para decir cuanto siente.

Me gusta leerte.

Superchoco dijo...

Parece que alguien lavó el arcoiris y lo destiñó.
Supersaludos.